Buscador
 
Siguenos
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com
 
 
Publicidad
 
 
Los más votados
 
 
Los más vistos
 
 
Facebook
 
 
Nube de tags
Qu buscas Qué buscas chelco tachin lagartija pez audaz tilcuate gecko carunga camaleon reptiles lincer lagartijas chelcos quecos tortuga Teterete cocodrilo chintete apalcuate masacuata Garrobo serpientes geko COBRA
 
Recomendamos
 
 
 
 
El Camaleón
Aunque parientes más bien cercanos de las iguanas, los camaleones viven en los árboles y cazan insectos con su larguísima y pegajosa lengua. Existen unas 85 especies distintas en todo el mundo, aunque por su condición de endémicos (propio y exclusivo de determinadas regiones) se les encuentra exclusivamente en lo que conocemos como el viejo mundo: África (especialmente Madagascar y el sur oriental) y algunas zonas aisladas de Asia. El único país europeo que cuenta con el honor de poseer camaleones en su fauna es España. En nuestro país fueron introducidas algunas colonias en las costas malagueñas y gaditanas y, recientemente, en Granada, Almería y Huelva.

En cuanto a su tamaño, podemos encontrar desde el gigante de la familia es el macho de Furcifer Oustaleti, que llega a los 80 centímetros del hocico a la punta de la cola, hasta el camaleón de bolsillo (Brookesia Mínima) que reside en el acuario de Tokio, y que no mide más que unos dos o tres centímetros. El camaleón típico tiene el cuerpo aplanado por los lados, ojos saltones que pueden moverse con independencia uno de otro y una cola prensil, con la que se cuelga de ramas.

Es un animal que, a lo largo del tiempo, ha tenido una capacidad de adaptación impresionante. Es capaz de cambiar casi instantáneamente el color de su piel, pero no para confundirse con el medio, como normalmente se piensa, sino debido a otros aspectos (cortejo, rechazo, miedo, temperatura, etc.)

Y, aunque no sea algo único del camaleón, lo más popular es su peculiar manera de cazar. Sus ojos y su lengua (proyectil mortífero que golpea a la víctima con su extremo, con un porcentaje de acierto casi infalible y en décimas de segundo) desarrollan un arma letal. Vamos, que donde pone el ojo, pone la lengua. Su alimentación es variada, dentro de los insectos, y le encantan los grillos, polillas, cucarachas y gusanos. Aunque algunos, por su gran tamaño, engullen pájaros y ratones.

Anatomía

LOS OJOS. Dentro de su anatomía destacan los ojos saltones. ¿Os habéis fijado que se mueven independientemente el uno del otro y en todas las direcciones? Esto es gracias a una torreta membranosa que le permite tener una visión de 360 grados y que le facilita una visión excepcional para la defensa y caza de sus víctimas.

LA LENGUA. Pueden lanzar su lengua fuera dos veces la medida de su cuerpo. ¡Vaya pasada! con lo que ésta oscila entre 30 y 60 centímetros de media. La lengua es una especie de mazo perpetuamente pegajoso, en el 95 % de las ocasiones

LOS DEDOS. Sus dedos, únicos en los reptiles, son prensiles, es decir, que sirven para coger, al igual que la cola en los monos o la trompa en los elefantes. Los dedos están divididos en dos partes (2/3), dos por fuera y tres por dentro, dando la sensación de que poseen manos.

LA COLA. Se podría decir de ellos que son unos trepas inmejorables pues su cola también es prensil, como la de algunos monos, lo que le permite descolgarse sin ningún problema sin hacer uso de las patas.

EL CUERPO. Su cuerpo está (a no ser que el camaleón esté excesivamente gordo) comprimido lateralmente, lo que le da aspecto de hoja a la hora de ocultarse y le permite guardar mejor el equilibrio.

Mascota

Adquirir y cuidar a un camaleón conlleva asumir una gran responsabilidad

Si te decides a tener un camaleón como animal de compañía, debes tener en cuenta que no es una mascota fácil de cuidar. Tendrás que comprarlo en una tienda autorizada y son siempre de importación, ya que en España son una especie protegida y su captura esta penada. Además necesita unas atenciones especiales.

Ahora te vamos a contar cuáles son las condiciones más favorables en las que puedes adquirir uno de estos llamativos animalitos. La satisfacción de observar su comportamiento, sus técnicas de caza, sus impecables habilidades para escalar, para cambiar de color o para esconderse así como otras tantas cosas, te llevarán a llegar a tu casa y observarlo durante horas.

Para empezar debes conseguir en tu casa un pequeño espacio donde el animal se sienta a gusto. Además tendrás que comprar un terrario (es como un acuario, pero sin agua y acondicionado para reptiles y anfios) que sea siempre más alto que largo. Es necesario proveer el terrario con un fluorescente que imite a los rayos del sol.

Lo más recomendable sería alojar al animal en un terrario construido con, al menos, tres partes de malla metálica, en algún lugar cercano a una amplia ventana, pues si lo metemos en un recinto de cristal, donde la ventilación es prácticamente nula, el animal no tardará en desarrollar alguna enfermedad respiratoria y morirá. En estos casos, lo mejor es un pequeño terrario con el techo de malla de nailon.

Los periódicos o papel de cocina suelen ser el material utilizado para mantener una buena higiene. Pero lo más adecuado es la turba orgánica como substrato, que además sirve para que las plantas puedan ser ubicadas y sus raíces tengan mucho más espacio para crecer. Pero si tienes alguna duda, consulta con tu veterinario o acude algunas de las web que hacen referencia a los camaleones.


Votar:
 
 
Comentarios
 
 
 

Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.